Esta es nuestra historia...

Image by Vivek Sharma

La historia de La Borda de Cal Montane remonta hasta finales del siglo XIX con el esfuerzo de nuestros abuelos y bisabuelos. Agricultores de profesión y nacidos todos ellos en el Alt Urgell, fueron los que la construyeron. Sin embargo, con el paso de los años y después de varias idas y venidas al pueblo, las circunstancias vitales les acabaron trasladando a ciudades más grandes como La Seu d'Urgell, Lérida o Barcelona y la Borda quedó entonces abandonada durante décadas.

Sin embargo, siempre había estado en nuestras mentes la idea de dar una nueva vida a esta casa, que para nosotros era un símbolo de nuestra familia y nuestros antepasados y no fue hasta el año 2014, que iniciamos su rehabilitación con el objetivo de crear un espacio turístico único a la altura del singular paraje donde se ubica.