El paraje y su entorno

La Borda Cal Montane se encuentra en un paraje excepcional del Alt Urgell, Les Valls d'Aguilar. A pocos kilómetros de La Seu d'Urgell y Andorra.

IMG_1654.JPG
IMG_1681.JPG
a30693ed-1ae4-47a9-acfc-56bdd4f48195.JPG
be44cf37-0f39-4482-aa77-0292e21d80e5.JPG
IMG_1685.JPG
9814b2cf-5628-44e3-bf03-e3757e204a26.JPG
bb8a3e1a-833d-401e-991d-911c398a0e69.JPG
81c948e4-8c05-4dc1-9532-5a1727e505d5.JPG

La finca se encuentra bañada por el río Castellàs, ideal para aquellos más valientes que quieran disfrutar de un baño de río.

 

Desde la zona se puede andar por las rutas de montaña habilitadas desde donde se puede recorrer el valle visitando todos los pueblos sin tener que pasar por ninguna carretera.

Por la noche, es sorprendente levantar los ojos, ver el cielo y ver cómo el prado se queda iluminado sólo por las estrellas. En las noches de luna llena, la borda está totalmente iluminada.

 

En primavera todo vuelve a crecer y los árboles, ya vestidos con su mejor ropa, muestran una serie de colores verdes imposibles de imaginar. Se pueden escuchar entonces los pájaros cantando felizmente por el buen tiempo que llega y el río lleno de agua de la nieve que desciende de las montañas.

 

Da gusto pasearse por el bosque de la propia finca y poder abrazar dos de los chopos —situados en nuestra parcela— que han sido reconocidos como de los más altos de Cataluña.  

 

Además, más allá de la inspiración que uno pueda encontrar en la naturaleza, practicar los “baños de bosque” (shinrin-yoku) son una gran terapia para la salud con beneficios mesurables y cuantificables.